La importancia de escoger un buen espacio.

By 1 junio, 2020 Blog

Lo inesperado de la situación en la que nos hemos visto envueltos como consecuencia del COVID-19 genera sin duda grandes incertidumbres.

Hasta ahora, con el confinamiento, eran las autoridades las que de manera clara marcaban las pautas de qué podíamos hacer y qué no, según unos criterios sanitarios.

Con el proceso de desescalada y la relajación progresiva de estas medidas, se hace más necesaria que nunca la responsabilidad individual para nuestra autoprotección y para proteger a nuestra comunidad.

Una de las cosas que más claramente ha evidenciado esta pandemia es que nuestros actos individuales no sólo nos afectan a nosotros, pues existe un efecto multiplicador que traslada las consecuencias de un acto imprudente al conjunto de la sociedad.

En ese sentido, es muy importante la elección de los lugares en los que vamos a reencontrarnos con nuestros familiares y amigos en esas ansiadas reuniones alrededor de una mesa. Lugares que faciliten el distanciamiento con otros grupos o personas. Donde pudiéramos mantener la distancia necesaria con aquellas personas con las que compartimos mesa pero no convivimos. Espacios debidamente desinfectados.

La «nueva normalidad», el termino tiene más sentido de lo que pudiera parecer a primera vista, pues nueva es la manera en la que nos vamos a tener que relacionar socialmente, y parece ser que vamos a tener que interiorizar como normal esta nueva realidad dado que muchos cambios vienen para quedarse, va a requerir un esfuerzo de adaptabilidad que pasa por ser más conscientes de ciertos hábitos que hasta ahora realizábamos de una manera más inconsciente.